jueves, 15 de enero de 2009

LECTURAS: Con el cielo en el bolsillo (E. Averbuj)



Este librito no es lo que pudiésemos definir como moderno, reciente o actualizado. Tiene más de 20 años. Casi toda una vida para alguno de nosotros (no me incluyo, por supuesto). A pesar de ello, me ha hecho disfrutar muchísimo con su lectura, muy agradable y amena. Sobre su contenido, pues lo de siempre: un recorrido por la historia de la Astronomía, desde la prehistoria hasta Hawking, pasando por cada una de las figuras clave, de las que tanto, cada uno de nosotros, ha leído, puede que hasta la saciedad. Sin embargo, Eduardo Averbuj ha sido capaz de imprimir un “espíritu” especial a cada uno de los protagonistas de su libro y de las historias que cuenta (protagonistas, dicho sea de paso, de la Historia de la Humanidad, no sólo de la Astronomía), con ciertos toques de ironía y, sobre todo, con una claridad y proximidad, que, por momentos, llega a estremecer.
El prólogo, de Fabricio Caivano, me ha demostrado que aquello que me contaban era cierto: que en ocasiones, el prólogo está a la altura del libro que prologa, y es digno de ser leído.
Del texto he extraído una frase, muy al hilo con el AIA-IYA2009 que hemos recién estrenado:

“Después de tu anuncio, oh Galileo, todo lo cognoscible tendrá que renovarse”
(Tomás de Campanella, filósofo, dominico, hereje y conspirador italiano de finales del siglo XVI)
(NOTA: El vínculo de la imagen lleva al sitio de libros de Google, donde le podéis echar un vistazo.)

4 comentarios:

eduardo averbuj dijo...

acabo de recibir por internet los comentarios sobre mi libro...muchas gracias!
tus palabras me incitan a seguir pensando en los hombres y en el cielo...

eduardo averbuj (eduardaverbuj@gmail.com)

molimori dijo...

Gracias a tí, Eduardo, por obsequiarnos con tales palabras.
Un honor, también, tenerte por aquí.

eduardo averbuj dijo...

si tenes dudas, si queres preguntarme cosas, si te puedo dar una mano en algo, no dudes en escribirme...

un gran abrazo

eduardo

molimori dijo...

Gracias, Eduardo, tomamos nota ;))
Por cierto, si alguna vez vienes por Granada, avísanos y compartimos un ratito de charla delante de un café.
Saludos
AMM